Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

app deporte dañina

Las apps o dispositivos para hacer deporte son un gran ejemplo actual para observar el poder del marketing y la publicidad en cuanto a la creación de necesidades en la sociedad. ¿Quién no tiene o conoce a alguien que posea una de estas aplicaciones?

Parece que ahora es imposible hacer deporte y llevar una vida activa y sana sin las mediciones y aprobación de estos softwares, volviéndose imprescindibles para ejecutar un buen entrenamiento. Si bien es verdad que han colaborado en que muchas personas comiencen a hacer ejercicio, en muchos casos la disciplina que divulgan no está basada en fundamentos médicos.

El científico informático Greg Hager, advirtió en la conferencia anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia que las apps para hacer deporte podían resultar dañinas. Y añadió que un porcentaje mínimo de las aplicaciones de salud disponibles en el Apple store se basan en datos científicos.

Todo el que use su smartphone como entrenador personal habrá escuchado que para conseguir resultados beneficiosos para la salud debe caminar 10.000 pasos al día, cifra recomendada por el National Center for Biotechnology Information. Pero, ¿somos todos iguales para que esta cifra tenga que ser la misma para todos?

Hay muchos factores que intervienen en la eficacia del ejercicio como la intensidad, el sexo, la condición física, el músculo o grasa que tenemos acumulada… Por tanto, esos 10.000 pasos pueden resultar beneficiosos, indiferentes o dañinos según quién los realice. De nuevo se trata de una estrategia de marketing, la cual marca una meta para que el consumidor se motive, quiera cumplirla y tenga que utilizar su app para cerciorase de que cumple su objetivo.

En la misma conferencia y según esta premisa, otros expertos como John Jakicic, investigador del equipo que descubrió que las apps no ayudan a perder peso, fueron más benévolos y aprobaron el uso de estos dispositivos deportivos siempre que se usen de forma sensata y adecuada.

En relación a las apps vinculadas a la salud como son las deportivas, también se habló de las aplicaciones que determinan la toma de medicamentos, si bien las primeras pueden ocasionar lesiones menores, éstas pueden acarrear graves problemas de salud.

Aunque estas aplicaciones en sus inicios buscaran ayudar realmente al deportista en su ejercicio, la tendencia al alza que existe hoy en la sociedad de conseguir un estilo de vida saludable, ha llevado a las marcas a “subirse al carro” de las apps y pulseras, las cuales ofrecen todo tipo de métricas que muchas veces poco tienen que ver con la realidad pero que son muy atractivas sobre todo para el público poco experto en la práctica deportiva. Además de ocasionarnos algún problema físico, estas aplicaciones pueden ser muy frustrantes si se deposita demasiadas esperanzas en ellas y no se consigue los objetivos deseados, que será lo más habitual.

Bien utilizadas pueden resultar útiles, el problema llega cuando se convierten en la guía que nos dice los pasos que hay que andar, nos muestra un baremo para saber si estamos en forma, cuantas calorías hemos perdido o la calidad de nuestro sueño, sin olvidar las cada vez más famosas apps que ejercen de entrenador personal diseñando tablas de ejercicios para el usuario. Es en estos casos donde la comunidad científica advierte precaución con su uso.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto