Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

brainprint

Img/Jonathan Cohen

 

La contraseña del futuro podría estar escrita en los mecanismos de respuesta neuronal de nuestro cerebro. Un equipo de investigadores de la Universidad de Binghamton, afirman haber descubierto patrones de respuesta únicos en el cerebro de cada persona que podrían ser utilizados como contraseña personal y absolutamente intransferible para sistemas de alta seguridad.

Los científicos han publicado un nuevo informe en el que destacan la utilidad de su estudio para incrementar la seguridad de acceso a sistemas digitales. El descubrimiento es resultado de años de trabajo estudiando los patrones neuronales de respuesta del cerebro de las personas al ver una imagen. Los investigadores norteamericanos han creado Brainprint, un dispositivo parecido a un gorro de baño capaz de presentar 500 imágenes al sujeto de la prueba (2 por segundo) y escanear los patrones de respuesta generados en el cerebro. El sistema es tan preciso que fue capaz de reconocer a una persona entre 30 con una efectividad del 100%.

Las imágenes mostradas por el sistema van desde una porción de pizza a la foto de una actriz como Anne Hathaway e incluso vocablos como “conundrum” (enigma). Cuantas más imágenes se muestran al sujeto más preciso es el sistema de reconocimiento.

"Cuando se muestran cientos de imágenes a las que cada persona responde de forma diferente, mejora la precisión en la identificación de la persona en función de su actividad cerebral," dijo Sarah Laszlo, hefa de investigación del proyecto Brainprint.

Esta característica podría ser utilizada a modo de identificación personal mejorando otros sistemas biométricos como la lectura de huellas digitales o del iris, que ya se han demostrado fáciles de hackear. Blueprint es tan seguro que sus propios creadores aún no han conseguido hackearlo.

La huella neuronal sería una clave absolutamente personal, en principio imposible de reproducir, a menos que de alguna manera se pudiera leer el cerebro de la persona suplantada. Si por algún motivo el patrón de respuesta a una imagen fuera robado, sería tan fácil como generar uno nuevo al visionar otra nueva imagen, por lo que puede ser un sistema no solo muy seguro sino también fácil de utilizar por el usuario.

Es obvio que no veremos escáneres neuronales instalados en smartphones en unos pocos días, pero sí es probable que marcas y fabricantes tecnológicos apuesten por esta tecnología para crear patentes y trasladar los beneficios de este estudio al usuario final y a las empresas de seguridad.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto