Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

google rankbrain algoritmasi

 

Han pasado solo unos meses desde que Google anunciara la aplicación a los resultados de búsqueda de un nuevo algoritmo llamado RankBrain, cuya principal característica es la de utilizar por primera vez la inteligencia artificial para mostrar resultados más relevantes.

Ofrecer al usuario justo aquello que está buscando es el Santo Grial de los motores de búsqueda, pero como demuestra la ya larga sucesión de algoritmos que han sido utilizados, no es una tarea sencilla.

Recordando la búsqueda semántica

El Knowledge Graph o Grafico de Conocimiento fue introducido por vez primera en 2012, con el objeto de desarrollar lo que Google denominó Búsqueda Semántica. Para ello dotó a su nuevo algoritmo Humingbird (Colibrí) en 2013, de la capacidad de relacionar los términos buscados por el usuario con el contexto, tratando de entender el lenguaje, de forma que el sistema puede devolver respuestas de búsqueda mucho más precisas.

En la práctica esto significa que el sistema automatizado de búsqueda podría entender la diferencia entre la “hoja” de papel o la “hoja” de afeitar, en función del contexto, mediante un proceso técnicamente llamado “desambiguación”.

Al dotar a su algoritmo de la capacidad de diferenciar sinónimos y palabras clave relacionadas, el algoritmo de Google había ido un paso más allá, entendiendo la intención del usuario.

Si el Gráfico de Conocimiento fue el primer paso hacia la Web Semántica, Hummingbird fue la fase inicial del aprendizaje automático.

knowledge graph google 1200

Ejemplo de Gráfico de Conocimiento en torno a la figura de Leonardo da Vinci

 

RankBrain suma la inteligencia artificial a la búsqueda semántica

Google procesa cada día unos 3.000 millones de consultas, de las cuales alrededor del 15 por ciento, son completamente nuevas. Esto se traduce en alrededor de 450 millones de búsquedas diarias de las cuales una buena parte no obtienen una respuesta satisfactoria. Consciente de este problema los ingenieros de Google, decidieron ir un paso más allá y crear un algoritmo capaz de integrar la el aprendizaje automático y la inteligencia artificial con la Búsqueda Semántica. Google creó el nuevo RankBrain, un algoritmo que transforma las palabras en unas entidades matemáticas llamadas vectores que pueden ser entendidas por las máquinas.

En este gráfico proporcionado por Google podemos ver como RankBrain utiliza los vectores para crear significados en torno a términos relacionados, como en este caso, los países y la capitales unidos por vectores. Pero si no s fijamos en la disposición de los países vemos como los del entorno mediterráneo están agrupados en la parte inferior, ya que el sistema detecta patrones comunes que los relacionan.

vectores rankbrain

 

Para empezar es necesario puntualizar que RankBrain es en realidad una parte del algoritmo de Hummingbird que aprovecha todo el progreso positivo conseguido en el pasado y lo mejora aún más.

Todavía hoy en día algunas malas prácticas de SEO tratan de optimizar el posicionamiento de las páginas aumentando la densidad de palabras clave (porcentaje de repetición de palabras clave dentro del texto), produciendo contenidos artificiales escritos para los motores de búsqueda y no para las personas. Google tuvo que inventar algo capaz de mejorar la experiencia de usuario (UX), que fuera capaz de aprender de los errores y los aciertos.

A pesar de los avances en la Búsqueda Semántica Google todavía tenía problemas para entender ciertas consultas, considerando significados distintos o erróneos en función de su posición en la frase y el contexto. Si la respuesta mostrada por Google no es correcta, será rápidamente desechada por el usuario; si por el contrario es acertada este pasará más tiempo e interactuará con los enlaces mostrados. Así es como aprende RankBrain, mejorando con el tiempo los resultados de búsqueda en función del propio comportamiento del usuario.

El verdadero valor de un sistema de inteligencia artificial reside en sus capacidades de aprendizaje.

Con RankBrain, Google es capaz de entender la jerga y las preguntas que antes eran ambiguas. Por otra parte, este sistema es excelente para las búsquedas de palabras clave de Long Tail o cola larga. Además, cuando se procesan consultas nuevas, es capaz de hacer predicciones acertadas basadas en la información acumulada previamente.

Un ejemplo especialmente significativo de cómo cambia los resultados Rank Brain es cuando el usuario realiza una pregunta del tipo:

¿Cuántos años tiene Shakira?

Resultado Hummingbird: “Shakira – Wkipedia- La enciclopedia libre”
Resultado RankBrain: 39 años - 2 de febrero de 1977
Si la búsqueda la realizamos desde la barra de navegación de Google Chrome hasta veremos el resultado antes de terminar de escribir la pregunta.

 

shakira chrome

 

Cómo afecta RankBrain al SEO

Como siempre ocurre cuando Google pone en funcionamiento un nuevo algoritmo, cunde el pánico en el sector del SEO.

La compañía asegura que una fracción muy grande de las consultas de Internet ya está siendo procesada por RankBrain aunque Google nunca hace cambios drásticos que puedan alterar notablemente el SEO, más bien tiende a hacer pruebas durante un tiempo hasta confirmar que todo funciona como es debido.

Existen cientos de señales que influyen en el posicionamiento de una página web y como antes decíamos, RankBrain está especialmente diseñado para mejorar la respuesta de las búsquedas, aprendiendo del comportamiento del usuario.

Por este motivo, no debería preocuparnos demasiado siempre y cuando estemos publicando contenido escrito de forma natural y orientado a satisfacer las necesidades del usuario.

Google RankBrain es a día de hoy la tercera señal de posicionamiento más importante según informó Gary Illyes desde Google. El contenido y los enlaces son los otros dos.

Puesto que RankBrain está en constante adaptación y movimiento, afectará especialmente a aquellas campañas de SEM y SEO que no se adapten bien al comportamiento del usuario.

Sin embargo existen algunas peculiaridades que a partir de ahora pueden afectar a las reglas del juego y ser determinantes para el posicionamiento de una web.

1. Sabemos que el 99,1% de todos los “clicks“ orgánicos, se realizan en la primera página de resultados, es decir, entre la posición 1 y 10. Casi un 60% de todos los clicks se concentran en la posición número 1. La posición número 2 se lleva un 15% y la 3ª apenas un 8%. Esto quiere decir que las tres primeras posiciones superan el 82% de los clicks. Si RankBrain potencia el posicionamiento en función de la interacción ya no se trata solo de aparecer en la primera página sino de aparecer en las 3 primeras posiciones.

2. El futuro del SEO no será vencer a otra página en función de la longitud del contenido, las métricas sociales, el uso de palabras clave, o el número de backlinks. La mejor visibilidad de la búsqueda orgánica vendrá determinada principalmente por la probabilidad de conseguir más clicks.

3. Recibiremos visitas de palabras clave relacionadas: esto es una buena noticia que cambia por completo el posicionamiento por palabras clave, tal y como lo hemos entendido hasta ahora. Imaginemos que nuestra página está posicionada para las keywords “comida para mascotas”. Si nuestros contenidos son capaces de contestar de forma natural las preguntas de los usuarios, podemos obtener un buen posicionamiento para búsquedas como “salud del perro”, “alimentos mejores para gatos”, “qué comida le gusta a un perro”, etc.

4. Perderemos cierto control en el SEO Offpage: si nuestros artículos son bien considerados por la comunidad, es lógico que obtengamos enlaces entrantes (uno de los mayores factores de posicionamiento) pero si además creamos un término nuevo y somos considerados una autoridad, obtendremos un valor añadido con RankBrain.

5. SEO Local: no es nada nuevo pero RankBrain potenciará de forma natural los contenidos que satisfagan las necesidades de los usuarios de un área local, por lo que es una buena noticia para muchos negocios, pero que probablemente eliminará de las SERPs artículos de medios hasta ahora bien posicionados que no son relevantes para el usuario local. Google asegura que una pregunta como ¿Cuántas cucharadas de azúcar en una taza de café? obtendrá resultados distintos en Australia y EEUU porque en ambos países las costumbres son distintas.

6. Puntuación RankBrain: ¿Existe un nuevo PageRank del algoritmo inteligente? Según la compañía, sí. RankBrain es uno de los tres grandes factores de posicionamiento y estaría proporcionando una puntuación de referencia para determinar la calidad de los contenidos y clasificar las páginas en las SERPs. Este indicador funcionaría igual que los Quality Score empleados por Adwords para gestionar el rendimiento de la publicidad, “Indicador de CTR estimado”. Cuántas más probabilidades tenga un resultado de producir un click mejor será también su posicionamiento SEO.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

banner suscrip horiz

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Envía tu post

Envía tus artículos

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto