Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

penguin 4

 

Google ultima el lanzamiento de Penguin 4.0, el algoritmo que penalizará las malas prácticas de linkbuilding en tiempo real.

El posicionamiento de un sitio web es un trabajo constante que se ve sujeto a cambios continuos producidos por los cambios introducidos por los motores de búsqueda como Gogole en los algoritmos que determinan las SERPs.

Google está a punto de poner en marcha estos días la nueva versión de su famoso “pingüino”, algo que para muchas webs será beneficioso pero que para otras puede ser una pesadilla.
En este artículo analizamos cómo estar preparados para estos cambios.

El pingüino de la discordia

Google Penguin nació hace 4 años con el fin de poner orden en el posicionamiento basado en enlaces. Los backlinks o enlaces entrantes se habían convertido por esas fechas en un importante factor de posicionamiento y cómo es lógico, muchos técnicos de SEO se dedicaron a generar este tipo de enlaces con distintas tácticas que conocemos como Linkbuilding.

Penguin fue programado para detectar los enlaces “no naturales” o manipulados y penalizar a los sitios que estaban abusando de ellos. El algoritmo recibió una actualización importante -Penguin 3.0- en octubre de 2014 que prometía actualizaciones más frecuentes, hasta llegar al Penguin 4.0, un algoritmo que recibe actualizaciones constantes y que muchos llaman “pingüino en tiempo real”.

Lo cierto es que el lanzamiento de este algoritmo se anunció inicialmente para septiembre de 2015, pero Google lo ha retrasado una y otra vez hasta ahora, que parece llegado el momento de la verdad.

Un pingüino en tiempo real

Hasta ahora los sitios web eran revisados y a veces penalizados, cada vez que el algoritmo recibía una actualización. La novedad es que Penguin 4.0 permite hacer esto en cada momento o en tiempo real.

Esto supone que desde ahora ningún sitio web con enlaces artificiales gozará del más mínimo periodo de gracia. El potente pingüino de Google repartirá cada día sus penalizaciones algorítmicas entre los sitios que a su criterio, están forzando estrategias de enlaces entrantes para alterar el posicionamiento natural de sus contenidos.

Al realizar revisiones constantes el pingüino también aceptará de buen grado nuestros esfuerzos por eliminar los falsos enlaces y limpiar nuestro sitio web, por lo que los sitios penalizados no tendrán que esperar meses hasta ser perdonados por sus malas prácticas.

Qué hacer para estar a la altura de Penguin

Dado que el nuevo algoritmo se actualizará y actuará sobre el posicionamiento en tiempo real, solo es posible hacer una cosa para estar protegido de posibles penalizaciones:

Cuidar constantemente nuestro perfil de enlaces entrantes

Esto supone realizar auditorías continuas o de forma periódica de nuestros backlinks y realizar las operaciones necesarias, incluyendo la eliminación de aquellos enlaces que no son naturales o pueden inducir a una penalización.

Auditoría y eliminación de malos enlaces

La primera de estas auditorías será la más costosa pero si después observamos ciertas reglas todo será bastante más sencillo.

Para conocer los enlaces entrantes de nuestro sitio podemos utilizar la Search Console integrada en Analytics, accediendo a las pestañas Tráfico de búsqueda/Enlaces a tu sitio. Aquí encontraremos un listado con todos los sitios que nos enlazan e incluso podremos ver cuáles son las URLs enlazadas.

También existen otras muchas herramientas de pago como: Sem Rush, Link Research Tools, Cognitive SEO, Ahref Site Explorer y gratuitas con funciones limitadas como Majestic Site Explorer y Open Link Profiler.

Si los enlaces los hemos generado nosotros mediante páginas creadas exprofeso para enlazar o a través de otros webmasters, podremos eliminarlos rápidamente pero si estos parten de otros sitios a los que no tenemos acceso tendremos que utilizar la herramienta “Desautorización de enlaces entrantes” que Google pone a disposición de los webmasters para evitar ser afectados negativamente por enlace de sitios de terceros y pedir al motor de búsqueda que no tenga en cuenta enlaces determinados al evaluar tu sitio.

Se trata de una acción delicada que debe llevarse a cabo con cuidado para no perjudicar el posicionamiento de nuestro sitio. Google alerta de ello en su página de soporte con la siguiente advertencia:

“Te recomendamos que desautorices los backlinks solo si crees que existe un número considerable de enlaces artificiales, de baja calidad o con contenido fraudulento que apunten a tu sitio y estás convencido de que podrían suponerte un problema. Por norma, Google te ayuda a determinar en qué enlaces puedes confiar, de modo que no será necesario utilizar esta herramienta en casi ninguno de los sitios normales o habituales”.

Desautorizar un enlace no es exactamente lo mismo que eliminarlo, tan solo estamos solicitando a Google que no lo tenga en cuenta para el posicionamiento pero son es algo que nuestra en nuestras manos gestionar. Antes había que esperar bastante tiempo pero con el nuevo Pengüin 4.0 es previsible que estas acciones sean tenidas en cuenta de forma mucho más rápida.

Si finalmente vemos que esta es la única solución que nos queda tendremos que utilizar la herramienta Disavow-Google de Google, creando y subiendo un nuevo fichero de texto con un enlace, dominio o comentario por línea que queremos desautorizar. Solo se permite un fichero por cada propiedad de Analytics.

Qué le gusta al nuevo “pingüino”

Para estar tranquilos y a salvo de penalizaciones lo mejor será ir al grano y señalar cuáles son los enlaces que le gustan al nuevo algoritmo de Google:

penguin1. Pocos enlaces buenos mejor que muchos dudosos o malos.

2. Buen equilibrio entre enlaces do-follow y no-follow. Google nunca ha proporcionado una cifra adecuada pero se recomienda que los do-follow sean más de la mitad –en torno al 75%- respecto a los enlaces no-follow.

3. Enlaces de temáticas similares. Es una forma de dar relevancia y coherencia a un sitio web, aunque existen algunos sitios como los diarios de noticias generales que lógicamente pueden tener backlinks de sitios muy diferentes.

Si creemos que nuestro sitio no cumple las directrices de calidad de Google es el momento de realizar una limpia y poner la casa en orden; de lo contrario es posible que esta vez el “pingüino” no perdone y envíe nuestra web con muchos de sus contenidos y años de trabajo a las oscuras profundidades de la web.

Si por el contrario pensamos que siempre hemos hecho las cosas bien debemos simplemente seguir por ese camino y seguir evitando el uso de trucos y atajos para mejorar el posicionamiento que tarde o temprano serán detectados por Google causándonos nuevos problemas. 

También te puede interesar:

Cómo funciona RankBrain y cómo afecta al SEO de tu página

Cómo mejorar tu SEO local en 10 sencillos pasos

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto