Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

bots advertising

 

La publicidad digitalen vídeo está creciendo con fuerza en los últimos años, siendo cada vez más los anunciantes que dedican buena parte de su presupuesto a este tipo anuncios. El problema es que al igual que sucede con otros tipos de publicidad online, los anuncios de vídeo en formato display también se están viendo afectados por prácticas fraudulentas.

El pasado mes de marzo, Pixalate y OpenX colaboraron en un estudio que encontró que el 11% del tráfico proveniente de anuncios de banner de video de 300x250 píxeles, es impulsado por bots.
La tasa de fraude publicitario para ese tipo de formato en particular fue un 31% más alta que el promedio de los demás bloques de anuncios de vídeo vendidos a través de la plataforma de OpenX, una de las plataformas opensource más populares y extendidas para la gestión de inventarios y campañas de publicidad online para sitios web.

El problema es aún mayor si tenemos en cuenta que el formato 300x250 representa aproximadamente un tercio de todo el inventario de anuncios de vídeo. Aunque después de ser publicado el estudio, OpenX prohibió que los anuncios de vídeo de 300x250 se vendieran a través de su plataforma, el problema va más allá. Otros formatos que normalmente se utilizan para los anuncios gráficos, como los bloques de anuncios móviles de 320 x 480, también son propensos a los fraudes publicitarios de vídeo, con tasas de tráfico no válidas superiores al 10%.

La razón por la que estos tipos de anuncios son susceptibles de fraude se debe a que se utilizan en unjuego de arbitraje común. A medida que se invierte más dinero en publicidad de vídeo digital, los intermediarios sin escrúpulos han descubierto que pueden ganar dinero comprando inventario en una sola bolsa, reempaquetándola para que parezca un vídeo y luego revenderla a una segunda bolsa a un CPM mucho más alto.

Para los anunciantes, el resultado es que pagan las impresiones de vídeo, pero sus anuncios se comprimen en pequeñas unidades diseñadas originalmente para anuncios gráficos. Y muchas veces, como encontraron Pixalate y OpenX, esos anuncios de vídeo comprimidos termina siendo visitados por bots.

Los anunciantes deben saber que ciertos bloques de anuncios son más susceptibles al fraude cuando intentan protegerse de estos bots en sus compras de medios. Por ejemplo, si un comprador revisa los archivos de registro del servidor de anuncios y advierte que se compraron muchas unidades de vídeo de 300x250, debería verlo como una señal de advertencia. Los compradores de anuncios programáticos también deberían estar atentos al fraude, ya que Integral Ad Science descubrió que entre los compradores que usan herramientas de prevención de fraude, el fraude de anuncios de vídeo es más común en las ventas programáticas que en las directas.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

banner suscrip horiz

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto