Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

coches-generacion-yLejos quedan los tiempos en los que crear un vídeo era un complejo y costoso proyecto para el que eran necesarios equipos y conocimientos sólo asequibles para los profesionales. Salvando las distancias y respetando el mundo profesional, hoy día cualquier persona puede grabar imágenes desde su smartphone o tableta e incluso cortar y pegar unos clips con algún sencillo software de edición para después subirlos a su canal de Youtube, Vine o Instagram.

Si te preguntas por qué muchos de estos vídeos tan "mal realizados" resultan a veces tan influyentes, he de decirte que el secreto está en la simplicidad y la utilidad.
Uno de los formatos más exitosos es el vídeo testimonial, es decir, aquel en el que un usuario o consumidor de un producto cuenta su experiencia personal con el mismo, su grado de satisfacción o su opinión personal.
Consciente de ello, la empresa Bravo (User Generated Video) ha creado una herramienta que permite a una empresa o anunciante instalar en su web un programa con el que cualquier cliente puede grabar y subir su videoexperiencia al sitio web. El vídeo puede ser también embebido o compartido por el mismo usuario. Además al igual que una nota de prensa, el vídeo puede ser difundido a sitios de noticias y servir para mejorar el posicionamiento SEO.
Según Hubspot, el poder de influencia de los vídeos testimoniales generados por el usuario ha crecido tanto que llega influir en las decisiones de compra de todo tipo de productos, desde electrónica de consumo a pólizas de seguro. De hecho el año pasado, el 40% de los consumidores de la generación Y o del milenio afirmaron haberse visto influidos por este tipo de vídeos en el momento de elegir y comprar un coche, la compra más importante y meditada después de la propia casa.

¿Por qué tanto poder de influencia?
Obviamente el vídeo profesional es bonito, impactante y de alta calidad, además de bastante caro. El vídeo popular en cambio es poco atractivo, persuasivo y glamoroso pero resulta más sincero y real, además de ser barato. Es esta sencillez lo que le da más credibilidad y lo diferencia de otras técnicas de marketing.
Según Susan Weinschenk, consultora de branding para marcas como Amazon, Wal-Mart y Disney, existen cuatro razones fundamentales por las que las personas sienten interés por este tipo de vídeos:

1. El área fusiforme facial nos hace prestar especial atención a las caras. Se trata de una función cerebral que nos hace tomar el rostro humano como escenario fundamental para la información y la credibilidad.
2. La voz enriquece la información. El simple sonido de la voz humana convierte la información en contenido significativo.
3. Las emociones son contagiosas. El lenguaje corporal que acompaña a las emociones es un aspecto poderoso, sutil y atractivo que nos empuja a sentir y compartir con los demás.
4. El movimiento llama la atención. En el ADN antropológico del ser humano está la habilidad para la detección del movimiento. El ser humano evolucionó adaptándose y especializándose en la detección de los movimientos de sus depredadores para poder huir y defenderse. El vídeo es imagen en movimiento.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto