Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

trailerpopEl mundo del cine no atraviesa sus mejores momentos en nuestro país. Los drásticos recortes que se han producido en el sector han convertido 2013 en el "annus horribilis" del séptimo arte, provocando un desplome que la Asociación Española de Cinematografía cifra en un 20%, 28% del número de rodajes, una importante reducción de las futuras ayudas y la trágica desaparición de decenas de empresa y miles de puestos de trabajo. La taquilla sufrirá una caída del 20% al finalizar 2013 y se recaudarán aproximadamente 500 millones de euros, es decir, 114,20 menos que en 2012 y 135,85 millones menos que en 2011.

El marketing es más necesario que nunca para ayudar en una situación de asfixia del sector como la que se está produciendo y es aquí donde las nuevas tecnologías tienen algo que decir.
Hacer un buen producto es fundamental pero no es suficiente. Por cada dos dólares que se invierten en una producción cinematográfica se invierte uno más en su comercialización. En un mercado como el estadounidense esto supone una cifra de unos 4.000 millones de dólares al año invertidos en marketing.
Publicidad en televisión, gráficas exteriores, pósters, mupis, entrevistas programadas de los actores en los medios, merchandising, todo un sinfín de acciones promocionales son muy importantes para atraer espectadores a las salas de proyección.
Pero existe otro aspecto que hoy día puede contribuir de forma importante al éxito de una película, la validación o recomendación social.
Los medios sociales han transformado este proceso de tal forma que han surgido empresas especializadas en aprovechar el enorme potencial de las opiniones y comentarios que se producen en las redes, con objetivos de marketing.
Aaron Cohen, exdirector general de MenuPages y AnyClip ha desarrollado un producto para la clasificación de películas que consiste en mezclar los datos de todas las fuentes dignas de crédito disponibles, servicios de streming, revistas especializadas, críticas profesionales y medios sociales, para llegar a obtener un número o calificación de la película. No se trata de una cifra estática ya que puede subir o bajar al ritmo de las opiniones y popularidad ocupando distintas posiciones en una escala.
Trailer Pop, una empresa afincada en Los Ángeles tiene un enfoque más novedoso. Su CEO Jon Vlassopulus ha creado un servicio de análisis de entretenimiento que utiliza trailers de películas en un juego de preguntas y respuestas.
Se trata de una forma divertida de conseguir fans e involucrar a los usuarios interaccionando con los nuevos productos cinematográficos. El modo multiplayer permite a los jugadores retar a sus amigos y contactos en redes sociales, amplificando los efectos promocionales de las películas. La aplicación está disponible para IOS y Android.
Filmbot es un servicio que proporciona una experiencia mucho más visual y cercana a la experiencia cinematográfica. Su interfaz muestra un mosaico de imágenes y carteles de películas cuyos trailers pueden ser reproducidos. El usuario puede puntuar películas, añadir comentarios, invitar a sus amigos a opinar e incluso especificar el crédito o confianza que damos a sus opiniones con una herramienta llamada trustometer.

Existe un buscador que permite filtrar por género, actuales, antiguas, sala de exhibición y conocer que es lo que recomiendan o han visto nuestros amigos. El resultado es una puntuación ponderada única para cada película que refleja el sentimiento y las opiniones de la comunidad de usuarios.
Qloo es una aplicación que extiende su acción a otras ramas de la cultura, realizando un retrato del individuo en función de sus preferencias a través de ocho categorías culturales: cine, música, televisión, restaurantes, vida nocturna, moda, libros y viajes.
Qloo utiliza el feedback para hacer recomendaciones a otros usuarios que comparten gustos con una persona. Puede ser muy útil para ayudar a escoger una película o una obra de teatro aunque su verdadero valor de marketing puede estar en ayudar a las productoras y estudios cinematográficos a realizar predicciones estratégicas acerca de la producción y comercialización de una película.

Los formatos tradicionales de publicidad seguirán existiendo y aprenderán a combinar sus acciones con las nuevas posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, situando el marketing del sector cinematográfico en un contexto más social y dinámico.

Como tantas veces, el mercado estadoundidense marca el camino y nos aventaja con creces en el marketing cinematográfico. Esperemos que pronto podamos ver productos e iniciativas similares en nuestro país.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto