Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

reputacion2-130x150En los últimos años hemos sido testigos del crecimiento exponencial de las redes sociales y del imparable ascenso del uso e importancia de las mismas por parte de usuarios y empresas. Mientras tanto muchas PYMES siguen en un limbo de confusión sobre la mejor manera de rentabilizar su presencia en Internet y sobre la inversión adecuada que debe realizar en Social Media, también los usuarios y demandantes de empleo se han apuntado en masa a la nueva fiebre del oro de las redes sociales.

 

Profetas del marketing.

No hay día que no leamos algún compendio de consejos o receta milagrosa para mejorar nuestras oportunidades de conseguir empleo, aumentar la visibilidad y presencia o gestionar nuestra reputación y marca personal para conseguir nuestros objetivos. Nuevos y exitosos gurús del branding y el Management no dejan de aparecer y adoctrinar a los ciudadanos sobre las nuevas reglas del marketing personal. Expertos como David Meerman Scott o Dan Schawbel han ayudado a construir la nueva religión del personal branding y el marketing on line, pero, ¿qué hay de verdad en todo la literatura marketiniana generada en la web estos últimos años?

No hay duda de que en los albores del siglo XXI nadie puede permitirse el lujo de estar al margen de lo que se cuece en la red. Cada vez más personas toman conciencia de que las nuevas tecnologías no sólo han cambiado nuestra forma de ver el mundo sino la manera de interaccionar con él.

Hasta hace poco tiempo uno podía confiar en los métodos tradicionales de búsqueda de empleo, en las recomendaciones y en el curriculum tradicional para sobrevivir en el mercado laboral. En cambio hoy en día podemos vernos sobrepasados por la dura competencia si permanecemos ajenos a Internet y las redes sociales. No sólo es necesario tener presencia en las mismas sino ser conscientes de la importancia de cómo usamos estas importantes herramientas de comunicación.

Ante todo debemos ser conscientes de que lejos de fórmulas milagrosas que nos catapulten al éxito, detrás de toda estrategia de marketing hay siempre mucho trabajo.

Gestión de la reputación on line

Podríamos definir la reputación como el conjunto de percepciones que tienen sobre nosotros nuestros grupos de interés. Estas percepciones se construyen a partir de nuestro pasado, nuestras experiencias pero ante todo en función de cómo las comunicamos a los demás.

Es aquí donde el papel de las redes sociales resulta importante tanto por el enorme poder de difusión de los mensajes como por la amplificación viral que pueden tener los mismos.

No es oro todo lo que reluce. Cuida tu reputación.

No se puede pasar por alto el peligro que subyace en cualquier comunicación pública que realizamos a través de la red. Cada vez son más frecuentes las personas que se ven perjudicadas por estrategias de comunicación mal planteadas o por comentarios fuera de lugar en redes como Twitter o Facebook. Los posibles reclutadores hacen uso de las redes sociales buscando no solo datos de interés sino posibles causas de descarte para los candidatos por lo que es muy importante observar los siguientes consejos:

- Separar la información pública de la privada. Nuestros álbumes de fotos de Facebook pueden no resultar muy apropiados en manos de una empresa que busca información sobre los candidatos.

- No obsesionarse con estar en todas las redes. Como dice Meerman Scott, las redes sociales son como las fiestas, no puedes acudir a todas. Elige las más adecuadas y aprende a sacarles provecho.

- Construye una imagen de marca. Esto es quizá la parte más difícil de comprender para muchos usuarios. Las redes son también herramientas de marketing y por tanto deben usarse como tales. Nuestra presencia en las mismas debe por tanto responder a ciertos criterios previamente analizados para gestionar correctamente nuestra reputación. Piensa siempre cómo quieres que te vean los demás.

- Se honesto. No podemos crear una imagen de marca basada en elementos falsos o inventados para la ocasión. Tus contactos terminarán percibiendo la falta de sinceridad y saldrás muy perjudicado.

- Construye una personalidad coherente. A menudo algunas personas resultan tan diferentes en las distintas redes que pueden resultar irreconocibles o faltas de coherencia para las empresas interesadas.

- Genera y comparte contenidos relevantes. De esta manera serás percibido por los demás como una persona comunicativa, altruista y experta en temas de interés.

- Únete a grupos de trabajo. Muchas redes permiten participar en grupos con intereses comunes en los que se generan oportunidades de empleo y se comparten informaciones y actividades.

- Crea una web personal. Un lugar donde mostrar con total libertad y creatividad todos tus logros y capacidades cuidando los elementos estéticos y la imagen de marca que tratas de proyectar. Además podrás diferenciarte compartiendo tu web personal en el resto de las redes sociales.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto