Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

"No quiero sobrevivir, quiero vivir", son las palabras del protagonista de la inconmensurable obra maestra recién estrenada "12 años de esclavitud", cuando comprende que ha dejado de ser un hombre libre, palabras de las que podría apropiarse más de uno de los desdichados trabajadores de Foxconn o Pegatron, China.
En alguna de estas oscuras fábricas, un atormentado empleado de tan solo 15 años de edad, sobrevive trabajando 60 horas a la semana por un puñado de yuanes, montando las piezas del último modelo de iPhone.

iSlave-iPhone-5-Foxconn

No creo que a Tim Cook y otros directivos de Apple que disfrutan de los salarios  más elevados de América, les importe demasiado el sufrimiento de estos "iSlaves" o empleados esclavizados que ensamblan sus sofisticados productos, a menos que terminen ensuciando su reputación o retrasando el ritmo de producción del iPhone 5C.

Al fin y al cabo Apple es "cool", y si no lo es debería parecerlo, algo a lo que no ayudan las redes y verjas que rodean el perímetro de las fábricas de Zhengzou para evitar los suicidios de empleados desesperados que terminan saltando por las ventanas.
Aún así la compañía encargó hace dos años una auditoría a la Fair Labour Association para evaluar las condiciones de trabajo y prácticas laborales en las instalaciones de sus socios en China. Hoy hemos conocido los decepcionantes resultados: si bien las jornadas ordinarias de trabajo han mejorado para los 170.000 empleados de las tres plantas de Foxconn en Longhua, Mission Hills y Chengdu, el número de horas extraordinarias sigue superando con creces los límites legales. Gracias a una reciente reducción de la jornada de trabajo, los empleados no están obligados a trabajar más de 60 horas a la semana, aunque la auditoría encontró que más de la mitad de los trabajadores superó el límite legal de las normativas chinas de 36 horas extraordinarias mensuales en las tres instalaciones.
Los trabajadores que fabrican iPhones y iPads en Foxconn superan la jornada legal de 49 horas en China e incumplen el código de Cupertino, una normativa de Apple que establece la edad mínima de los trabajadores en 15 años.

Apple celebra los resultados del informe
Aún así, la FLA reconoce los esfuerzos realizados por Foxconn para mejorar las condiciones de trabajo, "Acogemos con satisfacción el compromiso de Foxconn de continuar avanzando para conseguir el objetivo", afirmó el CEO de la FLA, Auret Van Heerden.
Apple y Foxconn crearon un plan con 360 elementos para mejorar las condiciones laborales, de los cuales afirman haber solucionado 356 o un 99%.
"Estamos muy orgullosos del progreso conseguido con la FLA y Foxconn", dijo Apple en un comunicado enviado a Bloomberg News. "Nos hemos comprometido a reducir aún más las horas extraordinarias excesivas."

Apple-FLA-Foxconn
Un modelo deslocalizado de explotación laboral

A principios de año Apple se deshizo de Pingzhou Electronics al descubrir que contrataba trabajadores menores de 15 años.
En Noviembre la compañía envió un equipo médico independiente, compuesto por profesionales chinos y estadounidenses, a investigar la muerte de un joven empleado de 15 años que murió después de largas jornadas de trabajo ensamblando el iPhone 5C en una de las fábricas de Pegatron Corp. Esta semana Apple ha afirmado que el niño murió de neumonía y no por las condiciones de trabajo, aunque entiende que esto es de poco consuelo para la familia del fallecido.
Lo cierto es que Pegatron ha admitido que han muerto varios empleados jóvenes en los últimos meses, aunque lógicamente lo achaca a motivos no relacionados con las condiciones de trabajo. En junio, la China Labor Watch publicó un informe que afirma que Pegatron está violando las leyes chinas y el propio código de conducta y responsabilidad social de Apple, al obligar a los trabajadores a realizar horas extraordinarias no remuneradas.
No parece que la precariedad y la explotación que se vive en la trastienda de Apple comulguen con los valores de exclusividad, elitismo y excelencia que trata de proyectar la marca.
El modelo de negocio de la firma de Cupertino nos muestra la peor cara de la globalización, empresas deslocalizadas y deshumanizadas de Oriente que fabrican sofisticados y lujosos productos consumidos en Occidente.
Si Apple quiere ser "cool" tendrá que serlo por dentro y por fuera, buscando un modelo de negocio competitivo y rentable pero también compatible con la dignidad y los derechos humanos.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto