Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

emprendedor rasgos

 

Emprender es comenzar una aventura emocionante, afrontar un desafío personal y profesional no exento de riesgos y obstáculos que pueden también llevarnos al fracaso. Mucho se ha discutido sobre cuáles son los rasgos que definen al emprendedor, aquellas características y habilidades que combinadas pueden conseguir la sinergia perfecta para triunfar en el difícil y competitivo mundo de los negocios. Si bien no existe un único tipo de emprendedor sí existen algunas características que suelen estar presente en todos ellos; en este artículo exploraremos la mente y los rasgos de personalidad que llevan al verdadero emprendedor a alcanzar el éxito.

La mentalidad y visión del emprendedor

La mentalidad del emprendedor –entrepeneur mindset- son un conjunto de cualidades personales que están asociadas con el éxito y la capacidad de afrontar los miedos internos–gestión del riesgo, estrés, relaciones personales- y las amenazas externas –competencia, ciclos económicos, etc-, y también aquellas cualidades o “lado oscuro” del emprendedor que pueden conducir al fracaso.

Podríamos definir al emprendedor exitoso como una persona independiente, con intenso deseo de comenzar algo nuevo, comprometida con la excelencia profesional, dispuesta a perseverar y a trabajar duro por conseguir un objetivo.

El emprendedor construirá su éxito sobre la base de pequeños fracasos por lo que también tiene como característica fundamental su capacidad para convertir los fallos y contratiempos en factores de aprendizaje para alcanzar sus objetivos.

Frese, Fay, Leng, Hilburger y Tag (1996) proponen la “iniciativa personal” como rasgo esencial de las personas que crean su propia empresa. Ésta se define como una “síndrome conductual” caracterizado por un acercamiento activo al trabajo y “self-starting” (automotivación). Por tanto, los emprendedores se diferencian por su “iniciativa personal” que se describe por:

1. Ser consistentes con la misión de la organización.
2. Tener un enfoque a largo plazo.
3. Estar dirigidos hacia el objetivo y orientados a la acción.
4. Ser persistentes al afrontar barreras y contratiempos.
5. Automotivación y proactividad.

Algunos investigadores psicosociales han encontrado que los emprendedores de éxito dan prioridad a los tipos de valores individualistas (poder, logro, hedonismo, estimulación y autodirección) frente a los colectivistas (benevolencia, tradición y conformidad). Podría decirse que los emprendedores dan más importancia a disfrutar con lo que hacen, por lo que una de las razones por las que crean su propia empresa o trabajan de forma independiente sería poder realizar aquello que realmente les gusta.

La actividad del emprendedor

El emprendimiento o actividad del emprendedor es la suma de características que definen la aventura empresarial en la que éste se embarca. Ésta se construye sobre las siguientes cualidades:

- Planificación de los objetivos. Es la base de todo proyecto y no deben perderse de vista ante las adversidades. Toda aventura empresarial constará de distintas metas que gradualmente nos llevarán a un objetivo final que puede ser cambiante y dinámico en función de las tendencias del mercado, pero que debe ser coherente con la esencia inicial del negocio.

- Innovación y diferenciación. Son características fundamentales del emprendimiento que lo distancian de la simple apertura de un negocio tradicional, franquiciado o una simple actividad profesional.

- Gestión de riesgo. Es una de las cualidades del emprendimiento que debe ser afrontada con frialdad, objetividad y equilibrio, ya que puede dar al traste con brillantes ideas de negocio.

- Utilización del feedback. La opinión y sentimiento del consumidor hacia el negocio son un valor de gran importancia para adaptar la actividad a la demanda del mercado.

- Toma de decisiones. Emprender es elegir, constantemente deben tomarse decisiones tácticas y estratégicas importantes que condicionarán el futuro de la empresa a medio y largo plazo.

- Relaciones personales. Emprender es andar un duro camino en el que no estaremos solos. Gestionar correctamente las relaciones profesionales con socios, empleados y proveedores será la mejor manera de conducir con éxito nuestro negocio, pero también, gestionar nuestras relaciones personales con amigos y familiares será fundamental para la salud emocional y mental del emprendedor.

- Libertad e independencia. El emprendimiento necesita de un alto grado de libertad para tomar decisiones y explorar territorios no conocidos. La independencia para abandonar la zona de confort y emplear gran cantidad de tiempo y dinero son también factores fundamentales para llevar a cabo la actividad emprendedora.

Factores negativos para el emprendimiento

De la misma forma que existen cualidades que parecen garantizar el éxito, existen también algunas actitudes y rasgos de personalidad que parecen acrecentar el riesgo de fracaso. En este sentido encontramos las siguientes características autodestructivas:

- Necesidad autoritaria de controlarlo todo.
- Sentimiento de desconfianza hacia los demás.
- Obsesivo deseo de éxito.
- Optimismo no realista.

Personalidad tipo A

Se ha discutido sobre la conveniencia de la personalidad tipo A para afrontar con éxito el emprendimiento. Los individuos de personalidad tipo A se caracterizan son:

Impacientes, muy competitivos, ambiciosos, agresivos a la hora de negociar. Tienden a vivir en estado de alerta, absorbidos por el trabajo, no delegan funciones y no ven momento de relajarse o tomarse unas vacaciones. La medicina actual considera esta personalidad autoestresora y con capacidad de llevar al individuo a padecer enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo algunos de sus rasgos de personalidad como la alta motivación para conseguir logros, la capacidad multitarea en el trabajo, la alta competitividad, energía y autoestima, son sin duda compatibles con los del emprendedor de éxito.

Es posible que muchos grandes emprendedores puedan enmarcarse en este tipo de personalidad y logren el éxito en los negocios, aunque por otra parte tengan que cargar con efectos muy negativos como el deterioro de las relaciones familiares, la mala salud o la pérdida de amigos.

Podemos por tanto resumir las principales características del emprendedor en el siguiente cuadro:

  Características comunes del emprendedor  
 Compromiso, determinación y perseverancia.
 Innovación y creatividad
 Orientación a consecución de logros
 Detección de oportunidades
 Iniciativa y responsabilidad
 Resolución de problemas constante
 Búsqueda de feedback o retroalimentación
 Locus de control interno –Autovaloración y autoestima-
 Tolerancia a la ambigüedad y la incertidumbre
 Gestión y cálculo del riesgo
 Gestión y tolerancia de errores
 Alto nivel de energía
 Visión personal y a largo plazo
 Autoconfianza y optimismo equilibrados
 Libertad e independencia
 Construcción de equipo
Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

banner suscrip horiz

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto