Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

marketing afiliacion publicidad

El principal objetivo para un ecommerce suele ser el aumento de ventas de sus productos o servicios, para conseguirlo necesita atraer tráfico cualificado a la web y optimizar la conversión.

En Internet la competencia es muy alta, aunque a veces depende del sector, si hacemos un estudio normalmente nos sorprenderemos de la cantidad de competidores que existen y desconocíamos. Si además, nuestro negocio pertenece a un mercado long tail o somos una empresa pequeña, el posicionamiento en la web puede resultar complicado y con ello la captación de tráfico.

Una manera de paliar este problema es adscribirse a una red de afiliación publicitaria, la cual nos aporta:

  • Tráfico cualificado y visibilidad ante un público objetivo potencialmente interesado en los productos. Los medios deben coincidir con la temática de la tienda.
  • Credibilidad y posicionamiento en la mente del consumidor. El usuario puede asociar nuestra marca con los valores positivos del medio en el que aparece, pasando a ser una opción que recordará a la hora de comprar.
  • Flexibilidad a la hora de invertir. Se pueden escoger distintos modelos de pago y el anunciante tiene acceso a un amplio abanico de webs donde insertar su publicidad
  • Posibilidades de ventas y creación de una base de datos con la que afianzar la relación con nuestros clientes.

Para que la inversión sea eficaz habrá que planificar los siguientes aspectos:

1º- Marcarse unos objetivos medibles: esto es necesario y primordial para saber si la campaña ha sido eficaz o no. Según la consecución de estos objetivos podremos determinarlo. Ejemplos:

- Aumentar un 25% las ventas de productos durante las rebajas de enero y febrero de 2017
- Incrementar un 20% los suscriptores al boletín en la campaña de rebajas de 2017

2º- Segmentación: debemos elegir cuidadosamente la red de webs o blogs donde vamos a aparecer según su contenido y el público al que se dirigen, es importante que coincidan con el target y productos de nuestra empresa. Cuanto más precisa sea está segmentación, más probabilidades tendremos de alcanzar clientes potenciales.

Por ejemplo si vendemos ropa Prêt-à-porter, no sólo habrá que buscar webs que hablen de moda, tendremos que centrarnos en las que estén dirigidas a un público que consuma este tipo de ropa y hablen de esta gama de productos, no servirá aparecer en webs de moda que tengan contenidos relacionados con la alta costura y se dirijan a un público consumidor de ésta.

Al segmentar, también es importante, buscar una buena relación entre cobertura y afinidad para llegar a un número suficiente de impactos que nos consigan tráfico de alta calidad.

Si nuestro mercado es long tail porque vendemos productos de nicho o de un estilo muy específico habrá que cuidar en mayor medida la segmentación, cuidando sobre todo la afinidad para no intentar “matar moscas a cañonazos”.

3º- Las creatividades: es aconsejable establecer unas directrices sobre la forma y contenido de las creatividades, sea para seguirlas nosotros o para dárselas al medio si las diseñan ellos. Disponer de unas reglas claras nos ayudará a comunicar el mensaje deseado, con el estilo y tono correctos.

Tanto imágenes como textos deben ser coherentes con la imagen de marca del e-commerce y con la landing page enlazada. Otro elemento importante es el call to action o botón de llamada a la acción, el cual debe ser atractivo y ofrecer algo interesante para promover la acción del usuario.

Si la creatividad la realiza el medio, tenemos que tener preparada toda la información y material que pueda necesitar (catálogo, fichas de productos, material gráfico de alta calidad, argumentario comercial, información sobre promociones, descuentos, incentivos…)

4º- El medio: además del target de los medios, también es aconsejable observar la usabilidad y navegabilidad de los mismos. Debe resultar sencillo para el usuario ver y clicar nuestra publicidad.
La estética y contenido de la web también debe estar acorde con la imagen de marca que queremos comunicar, así reforzaremos nuestra imagen y los valores que determinan nuestro posicionamiento en la mente del consumidor.

Este punto es más importante de lo que parece, pues la marca se asociará a la web en la que se ve el anuncio, “contagiando” todo lo positivo que transmita pero también lo negativo.

5º- Método de pago: si nuestro objetivo es el de aumentar ventas o leads, el modelo de pago más aconsejable será el CPA (tipo CPV o CPL correspondientemente), aunque las redes de afiliación permiten otros modelos como el CPC o CPM, su elección dependerá de los objetivos de la empresa.

El modelo CPA es más caro pero también variable y orientado a resultados, el anunciante sólo paga cada vez que se consigue una conversión, en cambio goza de una visibilidad constante en la web del afiliado con la que obtiene beneficios en materia de branding. Gracias a los impactos y clics que consiguen los anuncios, los cuales no son pagados, conseguimos aumentar la notoriedad y recuerdo de marca.

6º- Tipo de enlaces: este punto dependerá del tipo de producto que se oferte. Un enlace en un banner suele ser más aconsejable para productos visualmente más atractivos o para mostrar mensaje muy directos del tipo rebaja o descuento, ya que se consigue en mayor medida llamar la atención del usuario.

Además del banner el enlace puede ser de texto, poseen mayor conversión que los banners pero no siempre nos encajan en la comunicación, en este punto la creatividad es muy importante. Por ejemplo, un comercio de moda podría usarlo en artículos de un blog de alguna influencer de moda (It girl), donde la bloguera muestre un look hecho con nuestra ropa y anime al lector a comprarla si le gusta a través de un enlace de texto que enlaza directamente con nuestra tienda e-commerce. Este tipo de enlaces no muestra el nombre de la marca pero transmite a la compañía la fiabilidad y confianza de la bloguera porque no te lo recomienda una empresa si no una influencer en el que el usuario confía, sin embargo compra en nuestra tienda.

Los banners y textos deberán estar enlazados a una landing page que funcione correctamente y que contenga lo referido en el anuncio (producto, categoría, rebaja, promoción…). Si no hay coherencia, el usuario puede sentirse engañado y frustrado y no se molestará en encontrar lo que ha ido buscando, por tanto disminuiremos las posibilidades de conversión.

7º- Medición: si no medimos, nos será imposible poder saber si hemos sacado rendimiento a la inversión o no, ya que desconoceremos si hemos cumplido nuestros objetivos. Un primer paso para poder realizar este análisis sería hacer un seguimiento de tracking de las urls enlazadas a los anuncios y dirigidas a nuestra web, de esta forma sabríamos qué afiliados nos reportan mayores beneficios y tienen mayor peso en la consecución de nuestros objetivos.

Además, deberíamos elaborar un cuadro de mando incluyendo los KPIs necesarios para valorar el rendimiento, en función del modelo de pago que hayamos elegido. Si queremos medir leads y ventas, los KPIs podrían ser: lead through rate, ratio de conversión, afiliados activos o número de webs afiliadas, precio medio del lead, cesta media, CPA, ventas y sobre todo el ROI para saber si la campaña ha sido rentable.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto