Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ya esta bien

Justo ahora, en vísperas de elecciones, ante el desaliento, hastío y desapego ciudadano hacia una clase política inmersa en un maremágnum inextricable de casos de corrupción, ante una justicia lenta e impotente para poner orden y unas instituciones cuyos cimientos se tambalean agitados por la pérdida de la confianza, qué mejor que un mono, un primate con estudios, para gobernar y sacar al país del atolladero.

Votamono es una campaña teaser, es decir un avance cuyo objetivo es crear expectación e intriga, un formato publicitario utilizado para despertar la curiosidad durante unos días hasta que por fin se desvela el misterio, presentándose un nuevo producto.
Este tipo de campañas pueden conseguir importantes efectos virales y un alto nivel de impacto y recuerdo entre los ciudadanos.
Mono es una ficción, un personaje creado por la agencia BTOB con el fin de comunicar un mensaje por el momento desconocido.

El peludo candidato a Ministro de Economía es un chimpancé madrileño y se graduó cum laude en una doble licenciatura de Economía y Ciencias Políticas en la Universidad de Wichita (Kansas). Después completó un doctorado con su tesis sobre el impacto del Monkey Island en la geopolítica europea, "Where is the barrel, here o here". Ha publicado cuatro obras entre las que destacan "Polïtica sin pelos en la lengua" y "Contabilidad sin andarse por las ramas".
Mono posee un microsite en la red, donde se puede consultar su programa político y votar para conseguir premios de merchandising.

El candidato promete hacer un simpa con la impagable deuda española, barra libre de Wi Fi de lunes a viernes, mercados de fruta en lugar de mercados de valores y sembrar el país de árboles para no tener que pisar el suelo. Promesas todas ellas no menos factibles que las que prometen algunos políticos del género sapiens.
Además, el candidato admite propuestas que los ciudadanos pueden enviar a través de su cuenta de Twitter con el hashtag #votamono.

Carteles de propaganda del recién allegado al mundo de la política han empezado a tapizar las calles de la capital, al ritmo que los votos se multiplican en las redes sociales.
¿Qué se esconde detrás de Mono? Lo más difícil de estas campañas es a menudo conseguir que el cliente no se sienta defraudado por un producto que podría no estar a la altura de las expectativas generadas por la campaña.
En unos días, saldremos de dudas.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto