Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

opel-es-alemanQue Opel es una marca alemana no se le escapa a nadie, menos aún desde la nueva campaña llamada "Es alemán", compuesta por una serie de comerciales para televisión, protagonizados por la popular modelo Claudia Schiffer.
El eje de comunicación y mensaje principal que la firma propone es el concepto "Ingeniería Alemana" de Opel, vinculado al valor fiabilidad tan arraigado en el subconsciente de los consumidores españoles.

Los comerciales tienen una factura impecable y comunican a la perfección el mensaje pretendido: tecnología alemana y fiabilidad total. Como explica la propia Schiffer en uno de los comerciales: "Un Astra no se estropea". Veamos un ejemplo:

Claudia opel

Como remarca en la propia web oficial la Vicepresidente y Directora General de Marketing de Opel, Tina Müller: "La campaña pone de relieve los modernos valores alemanes que también se han sido reconocidos a nivel internacional. Hoy, Opel representa la perfecta y avanzada ingeniería alemana, un diseño emocional y una relación calidad-precio insuperable. Con Claudia Schiffer hemos accedido a una estrella mundial alemana que se identifica completamente con la marca."

Un poco de historia
Nadie puede dudar del genuino origen germánico de Opel como atestigua su historia de más de un siglo de antigüedad. Su creador Adam Opel, que por cierto aborrecía los coches, murió antes de presenciar como sus hijos transformaban su fábrica de bicicletas y máquinas de coser en un una empresa de automoción en 1899.
La empresa creció y adoptó la fabricación en cadena aunque la plena identidad germánica duró bastante poco. En 1928 la norteamericana General Motors adquirió Opel, llevando a la marca a dominar el 40% del mercado alemán antes de la Segunda Guerra Mundial.
Durante el conflicto, Opel fabricó numerosos modelos de automóviles, tanques y hasta bombarderos para el ejército nazi, empleando mano forzada en sus fábricas y dando lugar a un sorprendente hecho. Alemania luchaba contra EEUU mientras pagaba a General Motors por la utilización de las patentes con las que se fabricaban sus modelos de Opel.

Opel-Blitz-4x2-Kfz.305Los Opel Blitz 4X2 acompañaban a los tanques alemanes de la división Panther.

 
La importancia de Opel y GM en el conflicto fue tan decisiva que el investigador Bradford Snell llegaría a escribir: "Los nazis podrían haber invadido Polonia y Francia sin el dinero de Suiza. No lo podrían haber hecho sin GM".
Desde entonces y tras distintas estrategias empresariales más o menos afortunadas, Opel construye actualmente sus vehículos asociada con PSA Peugeot-Citroen de la que General Motors es el segundo mayor accionista.

Posicionamiento y percepción del cliente
Para Opel, "ser alemán" es el beneficio de su producto, el componente fundamental de la "reason why" que invita al cliente a subirse en uno de sus modelos. Los valores de fiabilidad, robustez y seguridad vinculados a la tecnología alemana están profundamente arraigados en nuestro país y Opel los invoca en un mantra repetitivo hasta la saturación en cada uno de sus anuncios.

Al mismo tiempo, la firma huye de su componente General Motors, no porque la tecnología nortemericana no sea lo suficientemente buena (al fin y al cabo fueron los primeros en llegar a La Luna) sino porque el posicionamiento de la gran compañía americana resulta bastante más confuso que el de los competidores alemanes.
Curiosamente, la parte más importante de los automóviles Opel y susceptible de averiarse, el motor, no es tan germano como pregonan sus anuncios, sino el resultado de los desarrollos e innovaciones de empresas italianas como VM Motori, una empresa participada por Fiat y General Motors.
Modelos como Zafira, Meriva y Combo, tienen más PSA (plataforma y motores) que de Opel, por lo que podrían anunciarse como "es francés" para hacer honor a la verdad.
En un mundo absolutamente globalizado, las empresas están mucho más conectadas de lo que el cliente piensa, colaborando en el desarrollo de nuevas tecnologías y firmando acuerdos de explotación de patentes.
Un modelo como el Meriva, tienen una tecnología cien por cien francesa, se fabrica en Figueruelas (España) y se vende en China.
Pero como bien saben los publicistas, el cliente prefiere simplificar y asociar valores determinados a una marca:
BMW- tecnología, Volvo- Seguridad, Alfa Romeo – Belleza., Wolkswagen- Fiabilidad.

Volvo-seguridad     bmw-tecnologia


Como asegura Thomas Neumann, CEO de Opel, en el último salón de Ginebra, "El cliente actual compra imagen de marca, que lo da el nombre, estética, que va a ser trazada por el equipo de diseño de Opel, y equipamiento de infoentretenimiento, que también será proporcionado por Opel. El resto de aspectos (motorizaciones, chasis, dinámica, seguridad activa), o bien se dan por supuestos, o se consideran irrelevantes, "al ser prácticamente todos los coches iguales".
No hay motivo por tanto, para la preocupación, cuando usted, el cliente se acerque a un concesionario de Opel, oirá en su mente las palabras de la modelo germana: "es alemán".
Los ingenieros fabrican los coches, los publicistas los venden y el cliente los compra, aunque lo verdaderamente importante es el placer de conducirlos.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto