Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

NetropolitanEl esnobismo también existe en el social media y prueba de ello es la existencia de Netropolitan, una red social elitista que sólo permite el ingreso a personas que poseen grandes fortunas.

Netropolitan es muy similar a Facebook, la diferencia reside en los 9.000 dólares que el usuario debe abonar por la suscripción al club social. A partir del momento en que la persona se cataloga como miembro, el precio se vuelve mucho más asequible, los usuarios deberán pagar 3.000 dólares al año por el privilegio de seguir perteneciendo a este grupo de adinerados internacionales.

El ideólogo de esta plataforma, según el Daily Mail, es el compositor neoyorquino James Touchi-Peters. El autor piensa que en Facebook entra cualquiera y que por eso era necesario crear una red social donde los ricos se relacionen con los de su misma "especie".

Para acceder a Netropolitan el usuario, además de sobrarle 9.000 dólares, debe tener más de 21 años y todos deben registrarse con su nombre real.

A nivel operacional la red social no ofrece ningún añadido sobresaliente respecto a Facebook aunque sí existen algunas diferencias.

Netropolitan ofrece exclusividad y diferenciación del resto de los mortales, asegura que no habrá publicidad (lógicamente no es necesaria su financiación por este medio), no permite hacer negocios por medio del club, se enorgullece de tener distintas interfaces para cada tipo de dispositivo, ya sea un ordenador de sobremesa, smartphone, tableta, etc y de esta manera conseguir la visualización más adecuada y chic.

Por último y en lo que hace más hincapié la plataforma es en la privacidad y seguridad de los datos de los usuarios. El club social asegura que es imposible acceder a ningún contenido o perfil a través de los motores de búsqueda de Internet sin estar logeado. Basándose en esta privacidad, la red social ha decidido que nunca revelará el número de miembros que la componen, ni verificarán la identidad de ninguno de sus miembros. Esta estrategia también puede ser muy útil para no desvelar el éxito o fracaso del proyecto.

En este sentido Netropolitan también intenta diferenciarse de Google y otras redes sociales que como se sabe venden datos de los usuarios, enfatizando su negativa a ejercer estas prácticas. Prometen no vender datos personales y aseguran que trabajan incansablemente para mejorar la seguridad del entorno lo máximo posible.

La segmentación de públicos que hace esta red social puede ser muy interesante para algunas compañías que probablemente estarían dispuestas a ofrecer grandes sumas de dinero por conocer los intereses, gustos, y comportamientos de estos usuarios. Una oferta muy suculenta que Netropolitan deberá rechazar.

Image courtesy of [iosphere] at FreeDigitalPhotos.net

 

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto