Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

lg oled tv pantalla curva

A diferencia de la tecnología LED, la tecnología OLED está formada por unos diodos que emiten luz por sí mismas, siendo su principal característica. Esta tecnología comenzó a desarrollarse en los años 70 del siglo XX pero no ha sido hasta esta década en la que ha empezado a utilizarse para producir televisores, pantallas y monitores. Se trata de una película muy fina hecha de componentes orgánicos que al contacto con una estimulación eléctrica generan una imagen determinada. Con la misma estimulación se puede ir cambiando la misma lo que permite ver vídeos en una excelente calidad.

Una de las características más importantes de esta tecnología es que su estructura es flexible, permitiendo pantallas plegables o incluso enrollables, por lo que se espera que en un futuro se apliquen en la ropa, en los tejidos, etc… y no solo en aparatos electrónicos sino en todo tipo de objetos, convirtiéndose en una de las tecnologías con más futuro potencial.

En estos momentos, su uso más habitual lo encontramos en los televisores OLED LG que tienen grandes ventajas sobre los LED y LCD. Otra de las características más llamativas frente a los otros tipos de pantalla es que al generar luz por si mismos no necesitan fuente trasera de luz. Esto conlleva unos grosores increíblemente pequeños, pudiendo funcionar incluso con solo 0,05 milímetros de grosor, unos tamaños imposibles en cualquier otro material. Esto permite también que se coloquen en capas de plástico, mucho más flexibles y algo que no era posible en el caso de los LCD.

También es bastante llamativo el contraste en esta tecnología, muy superior a cualquier otra. Esto ocurre porque al no tener una fuente de luz detrás, los píxeles negros son totalmente puros, logrando una resolución muy superior y permitiendo valores que alcanzan los millones. Lo que supone una calidad de imagen completamente envidiable. Esto también ocurre con el brillo y la velocidad. Al no tener una fuente de luz trasera hace que haya una mejor velocidad de respuesta y, por supuesto, un menor consumo energético, con lo que también ayuda a ahorrar en la factura de la luz.

En un principio hubo problemas con el tamaño, pero con los años se han ido solucionando y marcas como LG ya comercializan modelos de hasta 77 pulgadas. Unido a las pantallas curvas que tienen muchos de estos dispositivos y a la calidad de imagen y sonido, la sensación de inmersión es muy superior, pareciendo que estamos dentro de un cine pero en la comodidad de nuestra propia casa.

Además de los televisores, este tipo de tecnología también se está popularizando para los smartphones más modernos, ya que permiten una calidad de imagen muy superior, un grosor muy inferior y su tamaño más pequeño hace que sea también más económico que una gran pantalla. Según apunta la tendencia, en los próximos años se irán sustituyendo poco a poco y el OLED se convertirá en la tecnología más común para todas las pantallas que tengamos en el hogar.

Compartir en Menéame

Compartir

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

banner suscrip horiz

Artículos relacionados

Seguir

 

 twitter black google plus black linkedin blackrss blackkyoutube blackdelicious black pinterest black facebook black

Síguenos en Flipboard

Marketing Actual

Este sitio utiliza cookies para mejorar la navegación y mostrarle información comercial. Puede ampliar la información sobre nuestra política de cookies aquí. Saber más

Acepto